La Orquesta de RTVE clausuró el Festival de Úbeda

El 34 Festival Internacional de Música y Danza ‘Ciudad de Úbeda’ se despidió por todo lo alto con la actuación de la Orquesta de RTVE, dirigida por el portugués Nuno Coelho, interpretando un grandioso programa que incluyó la ‘Sinfonía número 33 en Si bemol mayor K319’ de Mozart y la ‘Sinfonía número 1 (Titán)’ de Mahler. Un fantástico concierto de clausura que llenó de público el patio del Hospital de Santiago y que puso el broche de oro a ocho intensas semanas de música. Además, fue grabado por RTVE para emitirlo próximamente en ‘Los conciertos de La 2’ y Radio Clásica.
La orquesta volvió a la ciudad tras haber protagonizado conciertos memorables en ediciones anteriores del festival. El último tuvo lugar el pasado año y contó con la participación de la cantaora Marina Heredia y el guitarrista Juan Manuel Cañizares. Y el de anoche no se quedó atrás. Un largo aplauso final dio buena cuenta de ello.
Con esta nueva visita se cumplió además el deseo arrastrado desde hace tiempo de grabar un recital en Úbeda para su posterior emisión a nivel nacional e internacional. Y es que, la última vez que se intentó (en 2018) y se hizo todo el montaje de focos, cámaras, micrófonos y cables, los planes acabaron pasados por agua a causa de una tormenta que descargó justo en el momento en el que se iniciaba el programa. Anoche el tiempo respetó.
El recital comenzó con la ‘Sinfonía número 33’ de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). Escrita en 1779, no usa los clarinetes debido a que la orquesta de Salzburgo era más modesta y no disponía de ellos. Se divide en cuatro movimientos: ‘Allegro assai’, ‘Andante moderato’, ‘Menuetto’ y ‘Allegro assai’. Parece que en su forma original esta sinfonía estaba construida en tres movimientos, siendo el ‘Minuetto’ añadido en Viena tres años más tarde.
Tras Mozart, llegó el turno del compositor posromántico y director de orquesta Gustav Mahler (1860-1911) y su ‘Sinfonía número 1 (Titán)’. Comenzó a escribirla en 1884 pero no la acabó hasta cuatro años más tarde, en 1888. Se estrenó en 1889, dirigida por el propio autor, y llevaba el título de poema sinfónico en forma de sinfonía para constatar que se trataba de una sinfonía programática. Se divide en cuatro movimientos: ‘Primavera y sin final’, ‘A toda vela’, ‘Naufragio’ (una marcha fúnebre al modo de Callot) y ‘Del infierno al paraíso’.

Director
Al frente de la orquesta estuvo el prestigioso Nuno Coelho, quien ha dirigido algunas de las más prestigiosas formaciones, participando además en grandes proyectos escénicos. Nacido en 1989, completó sus estudios de violín en Klagenfurt y Bruselas, dirigiendo en la Escuela Superior de las Artes de Zúrich con Johannes Schlaefli. Ganó el primer premio en el Concurso de Radio Portugal y fue finalista en el Concurso de Jóvenes Directores del Festival de Nestlé y el Concurso de Jóvenes Directores de Salzburgo. En 2014 recibió una beca de la Fundación Calouste Gulbenkian y en 2015 fue admitido en el Dirigentenforum del German Music Council, que posteriormente lo nombró uno de los ‘Directores del mañana’. También ganó el Concurso Internacional de Dirección de Orquesta de Cadaqués en 2017.

Conservatorio
Esta octava y última semana del Festival de Úbeda incluyó una cita más, que tuvo lugar el martes en el auditorio del Hospital de Santiago. Fue el segundo concierto programado junto al Conservatorio Profesional de Música ‘María de Molina’ de la localidad dentro del ciclo ’Stage pro’, dedicado a figuras emergentes en base a los convenios firmados por el evento ubetense con diferentes entidades e instituciones. En este caso actuó el ensemble de saxofones del centro con un variado programa que recorrió varias épocas.

El festival
El 34 Festival Internacional de Música y Danza ‘Ciudad de Úbeda’ dijo adiós tras haber desarrollado durante dos meses una intensa programación de casi una treintena de conciertos y actividades paralelas. Contó con grandes solistas del ámbito clásico, como Arcadi Volodos, Joaquín Achúcarro, Olga Peretyatko o Julian Rachlin; prestigiosas formaciones orquestales, como la Orquesta de Radio Televisión Española, la Orquesta Ciudad de Granada, la Accademia Bizantina o la Madrid Soloists Chamber Orchestra; populares artistas de otros atractivos estilos musicales, como el Dúo Dinámico, Estrella Morente o Tomatito; y espectáculos de danza, como el protagonizado por Marcat Dance, hogar artístico del multipremiado coreógrafo jiennense Mario Bermúdez Gil.
La Asociación Cultural Amigos de la Música de Úbeda, un colectivo sin ánimo de lucro, puso en marcha hace 34 años este proyecto que procede del impulso y la energía de la ciudadanía, respaldado desde lo público y lo privado. No en vano, cuenta con el patrocino y colaboración de numerosas administraciones, entidades y empresas, que anualmente apoyan el ciclo y lo hacen posible. Junto a Amigos de la Música, sus instituciones rectoras son el Ayuntamiento de Úbeda, la Diputación Provincial de Jaén, el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música de España (INAEM) y la Junta de Andalucía.