Una visita guiada a la exposición “Quia Crux Tua. Por tu cruz”

La exposición “Quia Crux Tua. Por tu cruz” cerrará sus puertas mañana, pero, desde el jueves, el gerente de la Fundación Caja Rural y comisario de la muestra, Luis Jesús García-Lomas está realizando visitas guiadas a la muestra con el fin de no solo explicar lo que salta a la vista sino toda la historia y devenir de la Semana Santa de La Carolina.
La muestra, organizada por la Fundación Caja Rural, con la colaboración de diez cofradías y del Ayuntamiento de La Carolina, permite contemplar con todo el detenimiento objetos, piezas y enseres que normalmente se encuentran en las procesiones. No en vano, la disertación de Luis Jesús García-Lomas fue una auténtica deconstrucción de todo el proceso organizativo de una procesión, de los elementos artísticos que la componen, de la importancia de los tejidos y bordados y de otros objetos sin los que los que un desfile procesional no sería lo mismo.
De esta forma, el comisario de la exposición comenzó su explicación desde una perspectiva histórica. En este punto explicó la particularidad de que en La Carolina no se podían realizar las procesiones, según marcaba el Fuero. No fue, tal y como dijo, hasta principios del siglo XX cuando ya se ofrece un listado completo de las cofradías del municipio y de aquellas que se querían fundar. Luis Jesús García-Lomas invitó a los asistentes a que lo acompañasen en su recorrido por la Semana Santa carolinense, un paseo en el que ofreció todo tipo de detalles, desde los diferentes tipos de bordados, a otros desgranar otros elementos, como los tronos, los faroles o las túnicas, etcétera. Además, se apoyó en fotografías para explicar la evolución de la Semana Santa carolinense en el siglo XX, deteniéndose en detalles como su “parón” durante la Guerra Civil, momento en el que desaparecieron las imágenes y hubo que empezar de nuevo, por ejemplo.
La exposición se compone de 96 artículos –entre fotografías, documentos y otro tipo enseres- y cinco partes: “Tras su cruz”, “Imagen de Dios Encarnado”, “Belleza trascendente 1”, “Belleza trascendente 2” y “Tradición, devoción”. A través de ellas, se pueden contemplar todo tipo de artículos, como documentos de archivo, fotografías de antes y después de la Guerra Civil, textiles –como el techo de un palio o una túnica bordada antigua del Nazareno-; orfebrería, entre otros, se expone un farol de La Piedad, la bacala del Resucitado o el incensario neogótico del Santo Entierro, o tallas de madera, como la Cruz de Guía de la Buena Muerte.
Por su parte, el concejal de Cultura, Marcos Antonio García, agradece a Luis Jesús García Lomas la disposición mostrada para dedicar todas las mañanas del puente vacacional a realizar visitas guiadas. “Estamos muy satisfechos. Es una exposición muy meditada y estructurada. Estas visitas están funcionando fenomenal completando los aforos. Desde luego, ha sido un gran acierto acercar la Semana Santa desde una perspectiva diferente a nuestros vecinos y vecinas”, afirma.