Los castillos de La Yedra y Las Cinco Esquinas de Cazorla serán restaurados

La Junta de Andalucía destinará 750.000 euros a la restauración de los castillos de La Yedra y Las Cinco Esquinas (o de Salvatierra) de Cazorla. Así lo ha anunciado hoy en Cazorla el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, que ha detallado que la mejora de estos dos inmuebles, titularidad de la Junta, “persigue la recuperación de dos elementos destacados del patrimonio arquitectónico para reforzar a su vez su uso público, para el uso y disfrute de ciudadanía”.

El consejero ha subrayado “la importante puesta en valor” de estos dos enclaves, “testimonio de una rica historia y cultura locales, que redundará aún más en el desarrollo turístico de este privilegiado entorno”. Una consolidación que contempla la excavación arqueológica, que se complementará con una mejora de la accesibilidad y acondicionamiento del entorno. López ha detallado que la redacción del proyecto se realizará el año próximo y la previsión es iniciar las obras a finales de 2020. Se trata de dos monumentos integrantes del Patrimonio Histórico andaluz necesitados de una actuación de recuperación y puesta en valor. El consejero ha presentado esta intervención al alcalde de Cazorla, Antonio Jesús Rodríguez, que se ha mostrado satisfecho de “la fuerte apuesta de la Junta por recuperar estos importantes castillos”.

El Castillo de La Yedra se alzó en los siglos XI-XII sobre restos romanos, una línea de defensa para controlar las vías de penetración hacia la Andalucía interior. De hecho, en el siglo XIII, Cazorla adquirió un importante papel desde el punto de vista militar, y fue cuando se construyó el Castillo de las Cinco Esquinas, que fue declarado Monumento BIC en 1985. Está ubicado en la cabecera del río Cazorla, en la cumbre del cerro Salvatierra, y se mantienen en pie dos estructuras: un recinto amurallado, que correspondía al patio de armas, y una gran torre pentagonal. La intervención se centrará en el espacio conocido como “jardines del castillo”.

Felipe López ha continuado detallando que esta intervención se enmarca en el Programa de Rehabilitación del Patrimonio de Interés Arquitectónico, que en el nuevo Plan de Vivienda y Rehabilitación se consolida con una dotación presupuestaria de 37 millones de euros, a los que se suman otros 18 millones para el programa de espacios públicos (55 millones en total). Con este programa se han realizado dos intervenciones en el municipio cazorleño: en el Ayuntamiento y en el teatro La Merced. Y en la provincia se va a intervenir en 5 edificios históricos, a los que Fomento destinará unos 7,75 millones. Además de los dos castillos cazorleños, las otras cuatro intervenciones son: Basílica Santa María La Mayor en Linares, Palacio Municipal de Linares, Iglesia de Santo Domingo en Jaén y Castillo de Villardompardo.

A su vez, la intervención en los castillos se incluye en el programa del 1% cultural. La Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía establece la obligatoriedad de que toda obra pública financiada total o parcialmente por la Junta, cuyo presupuesto exceda de un millón de euros, incluya una partida equivalente al menos al 1% de la aportación autonómica destinada a obras de conservación y acrecentamiento del Patrimonio Histórico de Andalucía. Las consejerías de Fomento y Vivienda, y Cultura colaboran desde 1995 en este programa, que ha realizado ya un total de 45 actuaciones y han supuesto una inversión total de 40,7 millones de euros. Aquí se incluyen actuaciones como las de la basílica Santa María la Mayor de Linares, el Palacio Municipal de Linares -primera fase-, el Ayuntamiento de Segura de la Sierra, o Puerta de la Villa y Puerta Nueva en Hornos de Segura.