El Castillo de la Villa o Fortaleza Baja, es un castillo urbano que, junto con el Castillo de la Peña, compone una de las defensas más importantes que poseía la Orden de Calatrava frente al Reino de Granada. Ambos castillos fueron declarados Monumentos Históricos en 1985.

El castillo se asienta sobre un cerro rocoso en el que en época íbero-romana se encontraba la acrópolis de la ciudad de Tucci, convertido en época islámica en hisn (castillo fortificado). Su estructura fue alterada en sucesivas ocasiones, siendo durante la época cristiana, con la Orden de Calatrava, cuando se produzca la más importante reforma, la construcción en el alcázar de una gran Torre del Homenaje, así como otras diversas torres y murallas.

Este recinto se encontraba unido a la Peña mediante murallas de las cuales se conservan algunos restos, y que servían para proteger la ciudad que quedaba así entre las murallas, el castillo y la Peña.

Torre del Homenaje

Es la torre principal del castillo de la Villa y desde el que se divisaba el resto de la fortaleza. Está situada en la parte más alta de la ciudad y se mantiene en buen estado de conservación, debido a un proceso de rehabilitación. Presenta planta cuadrada, dispone de tres plantas superpuestas y un sótano. La planta baja está ocupada por un aljibe que recogería las aguas de lluvia de la azotea. Las otras dos plantas están cubiertas por bóvedas de cañón de sillería. La planta superior está cubierta por una bóveda vaída, con cúpula y pechinas de ladrillo. El acceso a la torre se realiza desde la planta intermedia, mediante una escalera, y la azotea también es accesible.

Actualmente dicha torre está abierta al público, ya que ha sido habilitada como “Centro de Interpretación Cultural e Histórico de Martos”, dentro del programa de la Ruta de los Castillos y las Batallas. Esto ha permitido instalar en el interior de la torre numerosos paneles informativos y recursos, que nos informan sobre el legado marteño.