Casa Regionalista, como es conocido el edificio que alberga la Casa de la Cultura de Martos, es uno de los ejemplos más interesantes de arquitectura historicista construida en Martos a principios de siglo XX. Se trata de la casa conocida como Casa Regionalista y, popularmente como “Hotelito“. Se atribuye al arquitecto Aníbal González principal representante del Regionalismo. La influencia de este estilo se manifiesta en el uso de una serie de elementos que le aportan elegancia y belleza, tales como la azulejería aplicada a la arquitectura, tanto en el interior como en el exterior, las cubiertas de teja árabe vidriada, el torreón esquinado, la rejería, el ladrillo visto empleado como material constructivo y decorativo, el uso de motivos historicistas, etc.