El Teatro Infanta Leonor es un nuevo espacio escénico con más de 5.000 metros cuadrados de superficie construida, cuenta con una sala principal con aforo para 800 espectadores, y una de ensayo y música de cámara para 200. Está dotado con las últimas tecnologías escénicas, que le otorgan una gran versatilidad.

Su función principal es la de teatro de exhibición, con una media anual prevista de cien representaciones, de ochenta espectáculos diferentes aproximadamente. También puede ser usado para óperas, zarzuelas, danza y conciertos sinfónicos, y como centro de congresos y convenciones.

Tiene un estilo arquitectónico que impacta en la zona más antigua de la capital. Su toque vanguardista genera un bello contraste entre la losa blanca del teatro y la vieja piedra de la fachada del edificio del albergue juvenil. Un entorno envidiable en el que impera la armonía arquitectónica de un proyecto calificado por los expertos como el más avanzado tecnológicamente de España.

El escenario principal, con una capacidad para ochocientas personas, tiene una construcción tan moderna que la convierte en singular. Además de tener un tamaño especial, la caja escénica tiene movimiento gracias a uno de los sistemas tecnológicos más avanzados.

También la fachada del edificio destaca por su originalidad. Se trata de una piedra totalmente natural, importada directamente desde Portugal. Integra los restos de la muralla de la antigua Puerta de Aceituno. El interior está decorado también con olivos naturales y, la entrada principal, dispone de una instalación en la que destacan las tradicionales varas del olivarero. El teatro dispone de 175 plazas de aparcamiento en una zona de difícil estacionamiento.