Situado en pleno casco histórico  y ubicado en uno de los innumerables monumentos que cubren esta ciudad, el Auditorio de las Ruinas de San Francisco ocupa la antigua Capilla Mayor del Convento de San Francisco, destruida en el terrible terremoto de comienzos del siglo XIX y de la que se conserva toda la estructura a excepción de la cubierta.

Tiene aforo para 350 personas.